5 estrategias con las que SuperISSSTE quiere ‘desempolvarse’

0
366
MÉXICO, D.F., 04FEBREO2015.- Desde mediados del año 2014, se informó del posible cierre de alrededor de 200 tiendas del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (Super Issste). Es probable que este año y con el recorte presupuestal informado por la Secretaria de Hacienda se realicen este plan de la Dirección General del Instituto y el cualafectaría a más de 2 millones de trabajadores y público en general, que acudían a hacer sus compras en estos establecimientos. FOTO: ADOLFO VLADIMIR /CUARTOSCURO.COM

Aunque esta cadena llegó a operar 294 tiendas, ahora tiene 70, y sus ventas cayeron 78% en 5 años.

SuperISSSTE remodelará tiendas, se aliará con Segalmex y el Banco del Bienestar, además de manejar tarjeta de lealtad.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) denunció el 20 de febrero que las tiendas del SuperISSSTE no cumplen con el mandato para el que fueron creadas en 1995, de ser establecimientos económicos para que los derechohabientes y ciudadanos adquieran productos básicos y de consumo a precios competitivos.

Con esta realidad se encontró Roberto Revilla Ostos, el nuevo director de las tiendas del ISSSTE, que el pasado 19 de diciembre tomó protesta como director de una cadena que en el último lustro registró una caída de 78 por ciento en ventas.Además, de haber llegado a tener 294 unidades, sumó solo 70 al finalizar 2018, tras el cierre de 224 puntos de venta, luego de una reestructura aprobada en 2015.

“Lo que más me impactó cuando llegué fue el gran deterioro en todas las áreas, es decir, el haber dejado caer a esta empresa tanto en el área de abasto, comercial y financiera”, dijo Revilla Ostos en entrevista con El Financiero.

Un ejemplo, es el SuperISSSTE de Narvarte en la CDMX, donde escasamente se puede ver un par de clientes que recorren anaqueles vacíos o con pocos productos, y un grupo de cajeras que pasan el día con casi nula actividad.

“Desde hace tiempo se dejó de hablar de las tiendas de SuperISSSTE, y eran un canal que se decía estaba en vías de desaparición”, comentó Carlos Hermosillo, director de Análisis Fundamental de Actinver.

Por su parte, Jorge Quiroga, director de TodoRetail, opinó que se trata de un negocio que todavía se puede salvar, porque puede ser un ejemplo de nacionalismo y desarrollo de proveedores.

El director de SuperISSSTE reveló en exclusiva a El Financiero su plan para retomar la confianza de proveedores de la talla de Sigma, Lala, Alpura, Nestlé, La Costeña, Coca-Cola, PepsiCo, Grupo Modelo, CM Heineken, P&G y Bimbo, entre otros.

5 modelos de tiendas

Una de las estrategias para ‘revivir’ la cadena comercial, reveló Revilla Ostos, es la depuración de los anaqueles a fin de que las tiendas actualicen su proveeduría en función de alguno de los 5 formatos que tendrán: Supermercado, Bodega, Mini Súper, Tiendas de Conveniencia y Tienda Móvil.

Los SuperISSSTE punta de lanza en este proyecto serán las sucursales Zaragoza y Vértiz en la CDMX, que en próximas semanas operarán como Supermercados con una oferta que incluirá jamón, queso, frutas y verduras, mientras que para junio contarán con panadería.

“Esperemos que, para el segundo semestre, ganándonos la confianza de los socios comerciales y del consumidor, vuelvan a ver variedad y buenos precios en todas las tiendas”, dijo el exsubdirector comercial de Logística en Pemex

El formato de Supermercado será el de mayor tamaño y tendrá entre otras categorías: abarrotes, perecederos, así como artículos de limpieza, belleza, ropa y blancos. En tanto que las Bodegas, solo contarán con productos de la canasta básica y abarrotes.

Además, SuperISSSTE incursionó en la categoría de Minisuper y Tiendas de conveniencia, con un programa piloto que corre dentro de algunos espacios brindados por Secretarías y Hospitales.

En el caso de la Tienda Móvil, se usarán 3 camionetas que llevarán el SuperISSSTE al interior del país, sobre todo en las zonas populares.

Revilla apuntó que el presupuesto que recibirán este año ronda los 750 millones de pesos, de los cuales el 87 por ciento será para el pago de salarios, por lo que el resto se invertirá en remodelaciones.

Corresponsal y ‘brazo’ del Banco del Bienestar

Revilla Ostos aseguró que actualmente están en pláticas con el Banco del Bienestar –antes Bansefi– y Banjército para que a través de las tiendas del ISSSTE se puedan entregar los programas sociales anunciados por el presidente López Obrador, como la tarjeta Bienestar, además de fungir como corresponsales en el pago de servicios.

La corresponsalía ayudará a elevar el tráfico, además que el cobro de comisión no les generará un gasto y se va al margen de operación, dijo Verónica Uribe, analista de Monex.

Espacio Pyme, como en Walmart

Tal como lo hace Walmart y Soriana, el SuperISSSTE pondrá sus anaqueles al servicio de las Pymes mexicanas. “Se está trabajando con la Secretaría de Economía (SE) para brindar un espacio a los productores dentro de nuestras tiendas sin costo”, dijo el directivo de la cadena.

Explicó que la SE les ayuda a que los productos que lleguen a sus anaqueles cuenten con estándares de calidad, certificación y cumplan con las normas locales y federales.

“Vemos con buenos ojos que el gobierno apoye la economía de los mexicanos a través de estos centros de distribución como es SuperISSSTE”, afirmó el diputado presidente de la Comisión Social y Fomento del Cooperativismo, Luis Alberto Mendoza.

Segalmex, su estrella

Los productos de los anaqueles de SuperISSSTE no se quedarán con las Pymes y marcas de renombre, también buscan una alianza con la recién creada Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), que se encarga de Liconsa y Diconsa.

“Hoy en día puedes encontrar en todas las tiendas del Valle de México productos de Segalmex, en particular la leche, ha tenido mucho éxito, en menos de un mes ya hemos hecho el segundo pedido”, indicó Revilla Ostos.

Adelantó que hay un plan para que paulatinamente Segalmex oferte sus productos en todas las sucursales que hay en el país.

Tiendas con tarjeta de lealtad

Según Nielsen, 78 por ciento de los mexicanos cree que los programas de lealtad fomentan sus compras con un determinado detallista, una oportunidad que tampoco dejará ir SuperISSSTE.

“Lo que estoy pensando es integrar una tarjeta de fidelidad para que puedan acumular puntos. Vamos a revisar qué le damos a unos y otros –jubilados, derechohabientes y consumidores–, que vayan a las tiendas y tengan siempre un beneficio”, agregó Revilla Ostos.

Dejar respuesta

Por favor, ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí